Derecho Civil

Desde nuestro bufete de asesoramos y tramitamos extrajudicialmente o ante los Tribunales en materias como:

  • División de cosa común
  • Reclamación impagados, pagarés, facturas, etc.
  • Reclamación por daños
  • Responsabilidad Civil
  • Daños en edificios: Incumplimientos contractuales
  • Comunidades de Propietarios, impagos de cuotas, reclamaciones contra terceros, obras incontenidas por la comunidad en elementos comunes del edificio
  • Desahucios, alquileres
  • Reclamamos frente a daños ocasionados por terceros tratando de obtener la indemnización más ventajosa posible
  • Contrato de arrendamiento
  • Contratos de compraventa.
  • Asesoramiento sobre condiciones contractuales
  • Convenios
  • Cualquier tipo de documento que precise para regular sus relaciones con otras personas garantizando sus derechos

Monitorios

La ley de enjuiciamiento civil establece la posibilidad de reclamar deudas líquidas, vencidas, exigibles y determinables.

Si la cuantía del monitorio es inferior a 2000 €, no será necesario utilizar abogado y procurador. Si se supera dicho importe si será preceptiva la intervención de estos profesionales.

En uno u otro caso a la petición inicial procedimiento Monitorio debe acompañarse los siguientes documentos:

  1. Cualquiera que sea su forma o clase y soporte físico en que aparezca la firma, sello o impronta o marca del deudor.
  2. Albaranes, facturas, telegramas, telefaxes, o documentos que aunque creados unilateralmente por el acreedor, son aquellos que habitualmente utiliza para documentar la obligación de pago
  3. Documentos comerciales que acrediten una relación comercial anterior duradera.

A través del procedimiento monitorio también es posible reclamar las deudas existentes a los propietarios morosos de la comunidad con sus respectivas especialidades.

Presentada la petición inicial de proceso monitorio podrán suceder tres cosas una que El deudor se oponga y haya que abrir el juicio correspondiente ya sea verbal u ordinario dependiendo de la cuantía, otra, que no exista oposición, el deudor no comparezca dictándose un decreto despachando ejecución y poniendo fin al procedimiento monitorio y una tercera que es simple y llanamente que el deudor pague la deuda que tiene contraída con nuestro cliente. Nuestro despacho profesional presentará la petición inicial de procedimiento monitorio y seguirá el procedimiento hasta su conclusión en cualquiera de las tres formas anteriormente descritas.

Juicio verbal

El juicio verbal principiará con demanda. Si la cuantía de este es inferior a 2000 € no sea preceptiva intervención de abogado ni de procurador. Superado dicho importe si se precisará intervención de los profesionales antedichos.

Presentada la demanda de juicio verbal se notificará a la parte contraria y se citará a las partes a una vista. Si es necesario citar por parte del órgano judicial a peritos, testigos o especialistas en la materia, esto deberá hacerse dentro los tres días siguientes a la notificación del acto del juicio. Celebrado aquel sólo cabe esperar la sentencia del mismo.

Juicio ordinario

El juicio ordinario es aquel por el cual se tramitan las demandas de cuantía superior a 6000 €. Requiere siempre para su presentación abogado y procurador.
Asimismo por este proceso se han de tramitar determinadas especialidades que recoger nuestro derecho como son aquellas referidas a los procedimientos sumarios y preferentes relativos al derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen, con intervención del ministerio fiscal.

Responsabilidad civil extracontractual por daños y en particular de la derivada de accidentes de tráfico

Expedientes de dominio en relación con la inmatriculación de bienes inmuebles.

Interdictos posesorios y acciones reivindicatorias de dominio.
Redacción de todo tipo de contratos y asesoramiento sobre los mismos.

HERENCIAS

Tras el fallecimiento de una persona es posible que se abra un cisma y una crisis familiar. Nuestro despacho va a procurar por todos los medios que entre los herederos se llegue a un acuerdo con el fin de evitar una larga batalla judicial que supone un desgaste emocional y económico muy importante para el cliente, Que al final y al cabo es nuestra razón de ser.

Por supuesto si pasado un tiempo prudencial no se alcanza acuerdo, el despacho iniciará las acciones judiciales oportunas en defensa de los intereses de nuestro cliente, siempre a precios muy competitivos, incluso pudiendo pactar un tanto por ciento una vez se resuelva la herencia.

Igualmente, si su familiar falleció y no otorgó testamento tramitaremos la declaración de herederos abintestato.

FAMILIA

Divorcio de mutuo acuerdo

La disolución del vínculo matrimonial por divorcio de mutuo acuerdo, es lo que se conoce comúnmente por “divorcio exprés”, y ello, porque redactado por nuestros letrados especializados en familia, el convenio regulador, suscrito por los cónyuges, se presentará una demanda de mutuo acuerdo en el Juzgado del último domicilio conyugal, ratificándose el mismo y obteniendo en breve plazo la Sentencia de divorcio, que habrá de contener conforme al convenio regulador, en su caso, la guarda y custodia de los hijos menores del matrimonio, la atribución del domicilio conyugal, el régimen de comunicaciones, visitas y estancias con los hijos, pensión de alimentos, pensión compensatoria y la atribución al sostenimiento de las cargas familiares.

Divorcio contencioso

El divorcio será contencioso cuando no haya sido posible llegar a un entendimiento entre los cónyuges. El letrado preparará una demanda de divorcio contencioso, solicitando, según los casos, unas medidas provisionales previas o coetáneas a la demanda, las cuales tienen por objeto que se adopten unas medidas provisionales que pacifiquen la situación conyugal y determinen la atribución de la guarda y custodia, la comunicación, visitas y estancias del cónyuge no custodio con los hijos menores de la pareja, la pensión alimenticia y de sostenimiento de las cargas familiares. Dichas medidas provisionales serán las que se pretenda elevar a definitivas en la vista del juicio de divorcio, propiamente dicha, en el que además se incluirán otros pronunciamientos (pensiones compensatorias, atribución del vehículo, segundas residencias, etc.) entre el que por supuesto estará la disolución del matrimonio por divorcio.

 

Modificación de medidas

Existiendo una Sentencia que recoge las medidas que regulan el nuevo estado de los ex cónyuges y su descendencia, así como la relación económica entre ellos, si las circunstancias personales, familiares y económicas cambiasen deberá solicitarse ante el Juzgado que conoció del proceso principal una modificación de medidas. Las modificaciones se hacen especialmente necesarias en materia económica, toda vez que con la crisis actual cada vez es más difícil cumplir con las obligaciones económicas impuestas, sostenerse uno mismo y atender las propias necesidades, especialmente en situaciones de desempleo.

Liquidación del régimen económico matrimonial

Los cónyuges pueden escoger antes del matrimonio tres regímenes económicos diferentes: gananciales (que además rige en defecto de los siguientes), separación de bienes o de participación, sin perjuicio de las especialidades del derecho foral. Igualmente, puede cesar el régimen existente durante constante matrimonio si los cónyuges otorgan escritura de capitulaciones matrimoniales durante ante Notario y designan un régimen diferente al de Gananciales. Ello exige, al igual que cuando se disuelve el matrimonio, una liquidación de gananciales. Pero, nuestra liquidación del régimen económico matrimonial, se refiere más bien a aquella que se produce una vez obtenido la sentencia de divorcio o dentro del mismo proceso. La liquidación consiste básicamente en realizar un inventario y valoración de los bienes, estableciéndose un activo y un pasivo que será repartido al 50% entre los cónyuges.

La liquidación del régimen económico matrimonial puede sustanciarse conjuntamente en el proceso de divorcio, o bien llevarse a cabo una vez se ha tenido sentencia firme en el mismo. La liquidación del régimen económico matrimonial también reviste estas dos formas, pudiendo llevarse a cabo mediante acuerdo entre los cónyuges o bien iniciar un procedimiento de carácter contencioso.


Contactar y contratar nuestros servicios