He pagado la plusvalía municipal teniendo pérdidas, ¿cómo puedo reclamar?

He pagado la plusvalía municipal teniendo pérdidas, ¿cómo puedo reclamar?

He pagado la plusvalía municipal teniendo pérdidas, ¿cómo puedo reclamar?

El Tribunal Constitucional (TC) ha anulado el impuesto municipal sobre las plusvalías, que en teoría grava la revalorización de los inmuebles cuando son vendidos pero en la práctica es abonado siempre, aunque hayan perdido valor.

 

La resolución, de la que ha sido ponente la Vicepresidenta del Tribunal, Adela Asua, determina que “en ningún caso podrá el legislador establecer un tributo tomando en consideración actos o hechos que no sean exponentes de una riqueza real o potencial”. Es decir, para el Constitucional no es legal imponer un impuesto cuando no se ha producido una ganancia económica.

 

El TC considera inconstitucionales los impuestos que afecten a “aquellos supuestos en los que la capacidad económica gravada por el tributo sea, no ya potencial, sino inexistente, virtual o ficticia”.

 

El fallo del Tribunal Constitucional, adoptado por unanimidad, ha estimado parcialmente la cuestión de inconstitucionalidad planteada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Donostia, en relación con varios artículos de la Norma Foral 16/1989, de 5 de julio, del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana del Territorio Histórico de Gipuzkoa.

El Tribunal considera que el citado impuesto es contrario al principio de capacidad económica, previsto en la Constitución.

La norma cuestionada establece un impuesto sobre la plusvalía de los terrenos de naturaleza urbana, impuesto que se devenga en el momento en que se produce la venta del bien y que se calcula de forma objetiva a partir de su valor catastral y de los años (entre un mínimo de uno y un máximo de veinte) durante los que el propietario ha sido titular del mismo. De este modo, se calcula de modo que no tiene en cuenta si el inmueble ha ganado o no valor y genera una ficción de incremento económico que, además, impide al particular toda prueba en contrario.

La sentencia recuerda que el principio de capacidad económica no sólo se predica del sistema tributario en su conjunto, sino que debe estar presente en cada impuesto.

 

Tras la nulidad del Tribunal Constitucional sobre el impuesto de plusvalía por el que lo declara anticonstitucional, ahora la gente que vendió por debajo del precio de compra o aquellos que perdieron una vivienda por no poder hacer frente a la hipoteca se pregunta cómo poder recuperar el dinero de la plusvalía.

 

 

Según narra el artículo 104 de la Ley de Haciendas Locales, el impuesto grava el incremento de valor que sufran los inmuebles que surgirá en su compra o venta, pero la plusvalía municipal no depende del propio valor de venta.

 

Los casos más duros son aquellos que tuvieron que pagar plusvalía después de haber perdido un inmueble por no haber podido hacer frente a la hipoteca de este, mediante una dación en pago o bien en una ejecución hipotecaria, a pesar de que el valor de la transmisión normalmente es muy inferior al precio por el que compraron.

 

Para reclamar hay que seguir siguiendo una serie de pasos:

 

  1. Tras haber efectuado el pago del impuesto, tendremos que presentar un escrito desolicitud de rectificación y devolución de ingresos indebidos en el ayuntamientocorrespondiente, debiendo hacer constar el importe a reclamar.

 

  1. Haciendo esto, la Administración nos tendrá que responder para interponer unRecurso de reposicióny, si nos lo permite, deberemos establecer una Reclamación Económico Administrativa que será resuelta por el Tribunal Económico Administrativo Municipal.
  2. Una vez agotada la vía administrativa podremos iniciar unprocedimiento judicial, que es donde más fácilmente podremos obtener nuestro dinero reclamado. En un plazo dedos meses tendremos que interponer un recurso contencioso administrativo en el Tribunal de Justicia y veremos si nuestra sentencia es favorable.

 

 

 

Compartir el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *