Los afectados por la compra de una vivienda no entregada pueden recuperar su dinero

Los afectados por la compra de una vivienda no entregada pueden recuperar su dinero

SENTENCIA 472017 SUPREMIO 2017

El 21 de diciembre de 2015,  y en sentencia reciente de fecha 4 de julio de 2017, el Tribunal Supremo dictó una sentencia que está obligando a los bancos a devolver el dinero adelantado por clientes a promotoras o cooperativas para la compra de viviendas sobre plano. No se trata de una cuestión baladí, teniendo en cuenta que, «esta sentencia ha abierto la puerta a muchas reclamaciones, ya que en España los afectados se cuentan por miles, y ésta es su última esperanza. Piense en todos los afectados víctimas de los concursos de acreedores de los promotores, por ejemplo».

 

«Cualquier persona que haya comprado su casa sobre plano y da por perdido su dinero, tiene esta vía abierta para reclamar al banco su devolución. Además, el hecho de que los afectados hayan denunciado previamente a la promotora es intrascendente, ya que esta es una acción diferente», explica Rodríguez.

 

 

Pero, ¿por qué recae la responsabilidad en los bancos? Como explican desde este despacho de abogados, el origen está en una Ley de 1968, que nace como consecuencia de la situación crítica sufrida por el mercado inmobiliario en los años sesenta, cuyo detonante fue un escándalo masivo que dejó a 10.600 personas afectadas que entregaron importantes sumas de dinero por viviendas que nunca recibieron. La ley (que seguía vigente aunque en el olvido), exigía a las promotoras y cooperativas tener avaladas las cantidades entregadas a cuenta para las viviendas con el fin de asegurarse que el dinero se invertía en la construcción; y que se ingresara en una cuenta especial, avalada, «y la práctica nos está demostrando que se hizo en contadas ocasiones», explica Rodríguez.

 

Como consecuencia de lo anterior, la sentencia del Tribunal Supremo sienta jurisprudencia al considerar a las entidades bancarias responsables por el total de las cantidades anticipadas e ingresadas en la entidad, si han admitido ingresos de los compradores en una cuenta del promotor sin exigir la apertura de una cuenta especial y la correspondiente garantía. Sin duda es un nuevo frente para el sistema bancario.

 

ABC

Compartir el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *